Tetazas grandes reciben un duro castigo disciplinario


Tetazas grandes reciben un duro castigo disciplinario
Mujer sumisa dueña de unas enormes tetazas grandes que reciben un muy duro castigo disciplinario por haber quebrantado las normas impuestas por su amo. Esta mujer es una masoquista adicta al placer obtenido del dolor está pagando penitencia y lo hace públicamente para ser humillada. Deja al descubierto sus pezones y los oprime con unos clips de oficina para sensibilizarlos y sentir un ardor en ellos. Además, es necesario que utilice una regla para autocastigarse golpeándose las tetas con ello y así obtener la aprobación de su dominante. Si quieres ver a más chicas tetonas jugar con sus pechos, ingresa en nuestra web.